Villa Borghese

Como sucede en muchas ciudades, el parque más famoso no siempre es el más grande. Este es el caso de Villa Borghese, el tercer parque más grande Roma, pero sin ninguna duda el más famoso y el más querido por los romanos.

El primer motivo de esta fama se debe a su ubicación en el centro de la ciudad. Como sucede con el Parque del Retiro en Madrid, con Central Park en Nueva York o con Hyde Park en Londres, Villa Borghese es una gran zona verde que se abre como un paréntesis de calma y sosiego entre el ruidoso ajetreo del día a día de la ciudad.

De casa de veraneo de un cardenal a parque público

jardines villa borghese

Jardines de la Villa Borghese.

En el siglo XVI, el rico cardenal Scipione Borghese decidió reconvertir los viñedos y olivos del monte Pinciano en área de descanso y recreo conforme al estilo renacentista, que estaba de moda en Roma en la época. Esa villa le serviría al cardenal para coleccionar vorazmente un sinfín de obras de arte.

En su primera época el diseño de los jardines estaba pensado para que las estatuas y las fuentes conviviesen con la naturaleza conforme al estilo italiano que se llevaba entonces. Sin embargo, en el siglo XVIII, el príncipe Marcantonio IV Borghese rediseñó los jardines optando por la nueva moda de estilo inglés.

Las estrecheces económicas de la familia ya se hicieron patentes en tiempos de Napoléon Bonaparte (cuñado del príncipe Camillo Borghese), quien compró a su familia política una parte importante de la colección, que fue trasladada al Louvre.

A principios del siglo XX la familia Borghese estaba totalmente arruinada, así que no tuvo más remedio que venderle al estado italiano toda la propiedad, pasando los jardines a ser propiedad del Ayuntamiento de Roma, que los abrió al público para que romanos y turistas disfrutasen de los mismos.

El parque de atracciones de la cultura y la naturaleza

escultura villa borghese

Escultura localizada en el parque.

Lo mejor de Villa Borghese es su oferta multiusos para todos los gustos.

Si te gusta pasear, patinar, correr o andar en bicicleta, tienes una enorme cantidad de recorridos por el interior del parque, rodeado de árboles y césped. También tienes unas interesantes subidas, ya que Villa Borghese se extiende por el monte Pincio, así que al llegar arriba podrás contemplar una vista increíble de Roma sobre la Piazza del Popolo.

Además, para los amantes de la naturaleza existen casi 80 hectáreas con distintos tipos de jardines y praderas: jardines renacentistas italianos, jardines paisajísticos ingleses, lagos, estanques,… Junto a eso, el parque también dispone de un jardín zoológico que ahora se denomina Bioparco.

Aunque lo que hace a Villa Borghese destacar por encima del resto de parques de grandes ciudades es su oferta cultural:

  • Museos: como la Galleria Borghese (que alberga lo que queda de la colección de la familia Borghese con obras de Caravaggio, Tiziano o Rubens), la Galería Nacional de Arte Moderno (con obras de Van Gogh, Degas, Monet, Mondrian o Kandinsky) o el Museo Etrusco de Villa Giulia.
  • templo de esculapio

    Templo de Esculapio de la Villa Borghese.

    Villas y palacios: destaca sobre todo la Villa Borghese-Pinciana (sede de la Galleria Borghese) edificada en el siglo XVII; la Villa Giulia (residencia veraniega del papa Julio III), del siglo XVI; la Villa Medici, pequeña fortaleza que se utiliza como sede en Roma de la Academia Francesa; o las construcciones pertenecientes a la Exposición Universal de Roma de 1911.

  • Otros rincones de interés: el reloj de agua del siglo XIX; el Silvano Toti Globe Theatre (copia del Shakespeare´s Globe Theatre de Londres); la ludoteca para niños de 3 a 10 años de la Casina Rafaello; o la Casa del Cine (con un estupendo programa gratuito de cine).

Situación

En la zona norte del centro de Roma.

Horarios de visita

El parque está abierto las 24 horas del día.

Precios

Al tratarse de un parque público, no hay que pagar entrada. Sin embargo, la visita a los museos de su interior sí que tiene coste.

Cómo llegar

Metro Spagna o Flaminio, Línea A (Roja).
Bus: tomando las líneas 49, 88, 95, 490 y 495 se puede llegar a cualquiera de las entradas a Villa Borghese.