Plaza del Popolo

Piazza del Popolo

Piazza del Popolo durante una tarde romana.

Desde el siglo XIX, la Plaza del Popolo se presenta al visitante como el gran salón de bienvenida a todos aquellos que llegan a Roma desde el norte, por la Via Flaminia.

La actual configuración de la plaza, obra del arquitecto Giuseppe Valadier, presenta un gran espacio abierto y diáfano, en donde el turista se siente un poco pequeño.

No siempre fue así, ya que durante siglos aquella zona fue un hervidero de viajeros, pues la puerta norte de Roma era una destacada encrucijada de caminos repleta de vida (en una ciudad que es la encrucijada de caminos por antonomasia, por aquello de que todos los caminos llevan a Roma).

La Basílica de Santa María del Popolo

En época imperial, el llano a los pies del Pincio fue elegido por Nerón para que reposasen allí sus restos mortales.

Y en 1099 el papa Pascual II quiso plantar allí donde estuvo el mausoleo imperial una pequeña capilla que sería costeada por suscripción popular, entre el pueblo de Roma. De ahí viene el nombre del popolo o pueblo.

Roma, Iglesia de Santa María del Popolo

Interior de la Iglesia de Santa María del Popolo.

La capilla fue adquiriendo importancia, en gran parte gracias a su vinculación con el anexo convento agustino. Con el mismo espíritu sobrio y contenido de la orden agustina, en el siglo XV el papa Sixto IV impulsó una importante remodelación que le daría a la basílica su apariencia actual.

El interior del templo es verdaderamente espectacular. En el siglo XVI Rafael y Bramante fueron los encargados de decorar varias de sus capillas.

Un siglo después, Bernini le daría a la decoración interior el actual estilo barroco que muestra hoy en día.

Aunque lo que hace de esta iglesia un lugar inolvidable es la importante colección de pinturas que ostenta. Entre todas destacan las dos obras maestras de Caravaggio: la Conversión de San Pablo y la Crucifixión de San Pedro.

El Tridente y las iglesias gemelas

En el lado opuesto al de la Basílica, encontrarás dos iglesias muy curiosas: aparentemente parecen dos edificios gemelos, aunque leves diferencias permiten identificar a cada una de ellas.

Las iglesias gemelas en la Piazza del Popolo

Tridente de calles visto desde la Piazza del Popolo.

Se trata de las iglesias de Santa María del Miracoli y de Santa María in Montesanto. Un dato urbanístico curioso: el famoso Tridente se forma en los muros de estos dos templos.

¿No sabes lo que es el Tridente? Pues toma un plano de Roma. Puedes fijarte en el que hemos puesto más abajo. Fíjate que la Piazza del Popolo tiene una forma ovalada y que de la parte sur de este óvalo salen tres calles que parecen formar un tridente o un tenedor, cuya base estaría justo en las dos iglesias gemelas.

Las calles que forman el Tridente son las más comerciales y animadas de Roma.

Por la Vía del Babuino llegaremos hasta la Plaza de España viendo numerosas galerías de arte y anticuarios. Si tomamos la Vía del Corso encontraremos un sinfín de tiendas y cafeterías donde hacer compras y contemplar escaparates. El tercer brazo del Tridente es la Vía di Ripetta, también repleta de negocios y comercios.

El gran obelisco en el centro de la Plaza del Popolo

En el centro de la Plaza del Popolo hay –como viene siendo habitual en Roma– un imponente obelisco de 24 metros de altura. Denominado como obelisco flaminio, originalmente estuvo emplazado en el Circo Máximo. Sería en el siglo XVI cuando se trasladó a la Plaza del Popolo.

Situación

Piazza del Popolo, 00187, Roma, Italia.

Horarios de visita

Se puede visitar en cualquier momento, ya que es una plaza abierta al público.

Cómo llegar

Metro : Flaminio/Piazza del Popolo, Línea A (roja).
Tranvía : Flaminio, Línea 2.