Plaza de la República

Cuando Roma fue declarada capital del Estado Italiano, se ejecutaron unas reformas urbanísticas de gran envergadura con la intención de que la ciudad eterna tuviese la apariencia de las grandes capitales de Europa.

Plaza de la Republica durante la noche

Plaza de la Republica durante la noche.

Se trazaron amplias avenidas y plazas espaciosas al estilo de otras grandes urbes como Londres, París o Viena.

En esa época los peregrinos y visitantes llegaban a Roma en tren a través de la Estación Termini, que se encontraba en una explanada muy cercana a la Plaza de la República, en los terrenos que durante siglos habían ocupado las Termas de Diocleciano.

En concreto, la Plaza de la República se encuentra en el lugar donde estuvo durante siglos la exedra del edificio principal de las Termas. De hecho, la primera denominación de esta plaza fue la de Plaza Exedra.

Incluso el arquitecto que trazó los edificios que circundan la plaza lo hizo dando a la misma forma circular y con fachadas porticadas que rememoraban el estilo de la antigua exedra.

La Fuente de las Náyades

En el centro de la Plaza de la República se encuentra una famosa fuente, no exenta de polémica. Se trata de la Fuente de las Náyades, un monumento que comenzó a construirse en 1870. La idea era que el emperador alemán Guillermo II, que visitaría Roma, quedase prendado de la fuente.

Turistas en la Plaza de la Republica de Roma

Turistas en la Plaza de la Republica de Roma.

El diseño incluía a cuatro leones confeccionados en escayola. Por su tosca factura, en 1897 se reemplazaron los leones por cuatro náyades o ninfas acuáticas.

Y con ellas llegó el escándalo…

El motivo era que la puritana sociedad romana de principios del siglo XX no veía con buenos ojos la representación de las cuatro figuras femeninas completamente desnudas. El propio Papa expresó su protesta ante unas imágenes excesivamente sugerentes, que dejaban muy poco a la imaginación.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Roma no cedió a las presiones y mantuvo a las sensuales náyades del mismo modo en que habían sido concebidas.

Tampoco dejó indiferente a nadie la escultura central, que fue diseñada inicialmente por el mismo autor de las ninfas como una lucha entre tres seres humanos, un delfín y un pulpo.

La obra se inauguró para la Exposición Internacional de 1911, pero la gente no la entendía y en 1914 el grupo escultórico fue reemplazado por otro que representa a Glauco abrazando a un pez.

Qué ver cerca de la Plaza de la República

Fuente en la Piazza della Republica

Fuente de las Nayades en la Piazza de la República.

Al encontrarse en la zona donde antiguamente estaban las Termas de Diocleciano, todavía se pueden visitar algunos restos del complejo termal. En una de las edificaciones que aún subsisten, Miguel Ángel adaptó las ruinas para construir en su interior la Basílica de Santa María de los Ángeles y de los Mártires.

El acceso a la Basílica se hace desde la misma Plaza de la República, cuya fachada de ladrillo contrasta con la fisonomía decimonónica de los hoteles que circundan la plaza.

Otros puntos destacados de la zona serían la Estación Termini, el Palazzo Massimo alle Terme y el Teatro de la Ópera de Roma (que alberga la temporada de ópera a medias con las Termas de Caracalla).

Situación

Piazza della Repubblica, 00185, Roma, Italia.

Horarios de visita

Como se trata de una plaza pública se puede visitar en cualquier momento del día.

Cómo llegar

Metro: Repubblica, Línea A (Roja) y B (Azul).
Bus: Las líneas 36, 60, 61, 64, 84, 90, 170, 175, 492, 640 y 910 pasan por las Plaza de la República.