Palatino

Palatino Roma

Vista general de las ruinas del monte Palatino.

En todo viaje a Roma, el Palatino es una de las visita obligadas.

Es un museo al aire libre que ocupa el monte Palatino, lugar donde vivían los emperadores y las familias nobles romanas.

El monte Palatino es el cogollo de la Roma antigua, ya que en esa colina se localizaba la cueva donde fueron amamantados Rómulo y Remo. Y en esa zona fue donde Rómulo decidió fundar la ciudad de Roma (en el 753 a. C., según la tradición romana), tras asesinar a su hermano Remo.

Cómo se accede al Palatino

Si has sacado entrada para ver el Coliseo y el Foro, también podrás visitar con el mismo ticket el Palatino.

A la derecha del arco de Tito puedes encontrar las taquillas y el acceso a la colina, que se yergue a 40 metros de altura sobre el Foro. También puedes acceder al Palatino por la Via di San Gregorio, a 200 metros del arco de Constantino.

Si quieres ver el Palatino con detenimiento, lo mejor es que le dediques una mañana al Foro y al Palatino, ya que son muchas las cosas que no deberías perderte.

Los palacios del Palatino

Es tal la concentración de palacios y mansiones en el monte Palatino, que de esa palabra deriva el nombre de palacio en muchos idiomas (palace, en inglés; palais, en francés; palacio, en español,…).

Palatino Roma

Restos de un palacio del monte Palatino.

Casa de Augusto

El emperador Augusto nació en una casa propiedad de su padre en las cercanías de la que luego edificaría para él. Aunque en época republicana ya vivían muchos patricios, se puede colegir que la zona la puso de moda este emperador.

Al elegir aquella residencia, su intención era simbólica: tanto él, como Rómulo y Remo, se habían criado en esa zona, algo que fue instrumentalizado por la propaganda para establecer una conexión directa entre el poder imperial y los fundadores de Roma.

Si por algo llama la atención la residencia particular de Octavio Augusto a nivel artístico es por la calidad y conservación de los frescos que adornaban las principales estancias.

Casa de Livia

Se supone que esta edificación formaba parte del complejo palaciego de Augusto. Se trataba de la residencia de la esposa de Augusto.

Hoy en día es una de las mejor conservadas, aunque su apariencia es la de una construcción algo más humilde que las habituales en el Palatino de Roma.

Todavía hoy se conservan restos de frescos y mosaicos, que nos permiten imaginarnos cómo fue la vida de Livia en aquel entorno.

Hipodromo Domiciano

Restos del Hipódromo de Domiciano del Palatino.

Domus Flavia

En el año 81 d. C. el emperador Domiciano decidió construir lo que hoy se conoce como Domus Flavia, uno de los símbolos de poder de la dinastía Flavia. Se extiende por todo el Palatino romano, ya que sus sucesores fueron ampliando las estancias añadiéndole todavía más esplendor.

Son muchas las partes que se conservan del mismo, ya que esta mansión disponía de zonas públicas en donde se ubicaba la administración imperial, y de zonas privadas donde residían los emperadores.

Hipódromo de Domiciano

No se sabe muy bien si este circo servía para carreras a pie o era simplemente un jardín con forma ovalada.

Lo que si que está claro es que, por sus reducidas dimensiones, no podría albergar carreras de cuadrigas. También es posible que el hipódromo se usase a nivel privado para criar los caballos de los emperadores que vivían en el Palatino romano.

Situación

Via di San Gregorio, 30.

Horarios de visita

Desde las 8:30 hasta las 19:00. 

Abre todos los días del año, incluido domingos, excepto el 1 de enero, el 25 de diciembre, el 1 de mayo por la tarde y el 2 de junio (de 13:30 a 19:15).

Precios

La entrada es válida para visitar el Coliseo, el Palatino y el Foro Romano (puede utilizarse durante dos días completos).

La entrada normal tiene un precio de 12 euros.

La entrada reducida es de 7,50 euros (para jóvenes de 18 a 25 años, estudiantes, profesores,…)

Menores de 18 años, mayores de 65 años y los estudiantes de carreras relacionadas con el arte tienen el acceso gratuito.

Con la tarjeta Roma Pass se obtiene también un descuento, además de disponer de cola preferente para poseedores de la tarjeta.

Cómo llegar

Metro: Fori Imperiali/Colosseo, Línea B (Azul).
Bus: Las líneas 117, 175, 186, 271, 53, 571, 75, 80, 810, 85 y 87 pasan por el Foro, lugar de acceso al Palatino.