Palacio Altemps

Aunque hoy en día estamos acostumbrados a que los restos arqueológicos y las obras de arte antiguo se muestren casi del mismo modo en que se encontraron, durante el Barroco no se pensaba igual. Por eso en el Palacio Altemps podemos contemplar una colección de estatuas clásicas restauradas por los grandes artistas del Barroco.

Patio del Palacio Altemps

Patio del Palacio Altemps presidido por diferentes esculturas romanas.

Esto quiere decir que las obras que puedes disfrutar en esta sub-sede del Museo Nazionale Romano están reinterpretadas por genios de la talla de Bernini o Algardi, que se atrevieron a reimplantar de un modo muy personal las partes que les faltaban a las esculturas antiguas que se iban hallando en las excavaciones.

Se podría decir que en el Palacio Altemps puedes encontrar 2 tipos de obras por el precio de una: por una parte tienes una gran colección de escultura griega y romana, mientras que por la otra también puedes contemplar las intervenciones que los mejores escultores del Barroco hicieron sobre esas obras.

Y siguiendo con el tema del precio, otra de las partes positivas que tiene conocer este museo ubicado en el Palacio Altemps es que la entrada también es válida para acceder a las otras tres sub-sedes del Museo Nazionale Romano: la Cripta Balbi, el Palazzo Massimo alla Terme y las Termas de Diocleciano.

La historia del Palacio Altemps

Se trata de un palacio construido en el siglo XV para la familia Riario. En el siglo XVI fue remodelado por el cardenal Altemps para utilizarlo como su residencia privada (de ahí viene el nombre de la mansión).

Sarcofago Gran Ludovisi en Palazzo Altemps

Sarcófago Gran Ludovisi en Palazzo Altemps.

Durante siglos perteneció a la Santa Sede, aunque en el siglo XX estuvo muy vinculado con España ya que de 1894 a 1971 albergó el Colegio Español de San José, un seminario en el que se formaron muchos sacerdotes españoles.

Al dejar de utilizarlo la Conferencia Episcopal española, el palacio revertió de nuevo a la Santa Sede, quien se lo vendió al Estado Italiano en 1982 para que fuese una de las sedes del Museo Nacional Romano.

Sin contar con las obras de arte que expone, el Palazzo Altemps es de por si una verdadera joya artística, ya que sus diferentes estancias están profusamente decoradas al fresco.

Las principales obras de arte del museo

En el Palacio Altemps se exponen varias colecciones históricas de arte antiguo que se han ido configurando a lo largo de los siglos:

  • Colección Altemps: recopilación de obras clásicas pertenecientes al cardenal Altemps. Este conjunto de obras se exponen en el patio.
  • Colección Ludovisi: es la más numerosa de las mostradas en el Palacio Altemps. Se trata sobre todo de escultura clásica entre la que destacan piezas como el Gálata Suicida, el Sarcófago Gran Ludovisi o el Trono Ludovisi.
  • Colección de Arte Egipcio: los romanos antiguos estaban enamorados del arte egipcio. Por eso llevaron a Roma todas las obras de arte egipcio que pudieron. Y muchas de esas obras que fueron apareciendo en excavaciones de los siglos XVI y XVII se pueden ver en las exposiciones permanentes del Palacio Altemps.
  • Capilla de San Aniceto: la capilla privada del Palacio conserva las reliquias del papa San Aniceto, recogidas en lujoso sepulcro que también hace las veces de altar.

Situación

Piazza di Sant’Apollinare, 46, 00186, Roma, Italia.

Horarios de visita

De martes a domingo, de 9:00 a 19:45 horas.

Precio

Adultos: 7 euros.

Ciudadanos de la UE entre 18 y 24 años: 3,5 euros.

Ciudadanos de la UE menores de 17 años y mayores de 65 años: entrada gratuita.

Cómo llegar

Metro : Barberini, Línea A (Roja).
Bus : Las líneas C3, 30, 70, 81, 87, 116, 130, 186, 492 y 628 te dejarán cerca del Palacio Altemps.