Monumento a Víctor Manuel II

Vista lateral del Monumento a Victor Manuel II

Vista lateral del Monumento a Víctor Manuel II.

Todas las grandes capitales del mundo cuentan con un memorial o altar de la patria en el que se homenajean, no solo a las personas más ilustres que ha dado el país, sino también a aquellos que dieron su vida por la misma. Es lo que se suele conocer como monumento al soldado desconocido.

En Roma este lugar de honor se encuentra ubicado en el Monumento a Víctor Manuel II.

Este controvertido altare della patria italiana es uno de los grandes símbolos de la unificación italiana. Pero para construir este faraónico emblema del nuevo país, las autoridades no tuvieron ningún problema en horadar la mitad de la colina Capitolina.

Aquella destrucción provocó que se perdiesen numerosos restos arqueológicos de gran valor, junto con otras edificaciones medievales que se encontraban ubicadas en la zona donde se pretendía plantar el monumento.

¿Quién es el principal homenajeado en el Monumento a Víctor Manuel II?

Aunque esta obra se construyó como un símbolo de la nueva Italia unificada, se pretendía también ensalzar al rey Víctor Manuel II, el monarca piamontés que tantos esfuerzos llevó a cabo para conseguir esa unificación.

El último rey de Cerdeña y Piamonte –que posteriormente sería nombrado primer rey de Italia–, fue el inspirador de este emblema del nuevo país.

Las obras del monumento dieron comienzo 14 años después de que se designase a Roma como capital de Italia, en el año 1885. Sin embargo, su finalización se alargó hasta el año 1927.

La extraña apariencia del altar de la patria

Monumento a Victor Manuel II de noche

Impresionante visión del Monumento a Victor Manuel II de noche

Aunque su apariencia es muy llamativa –en Roma unos lo llaman el “pastel de bodas” mientras que otros lo conocen como la “máquina de escribir”–, su estructura es relativamente sencilla, aunque de dimensiones abrumadoras (135 metros de ancho y 70 metros de alto).

El Monumento Nacional a Víctor Manuel II se estructura con una serie de escalinatas que conectan la parte más baja –el monumento al soldado desconocido, siempre escoltado por dos soldados italianos– con la columnata superior de orden jónico y carácter colosal.

En el centro del monumento, una impresionante estatua ecuestre de Víctor Manuel II; y en la terraza superior unas esculturas de aurigas que le dan el necesario toque clásico y monumental al conjunto.

Aunque su estética pretendía ser acorde al entorno en el que se encuentra, ya que se encuentra prácticamente al lado de la Piazza Venezia y del Capitolio, muchos romanos consideran el monumento como una aberración estética, de un color excesivamente blanco y brillante en comparación con el tono más oscuro predominante en la zona.

No te pierdas las vistas desde la terraza

Sin ninguna duda, lo mejor del edificio son sus vistas. Debido a su altura y a su extraordinaria ubicación, el Monumento a Víctor Manuel II ofrece en su terraza superior unas excepcionales vistas del centro de Roma.

Para subir hasta la parte superior hay un ascensor que se toma junto a la entrada del Museo del Risorgimento (ubicado en el interior del edificio).

Aunque el acceso al interior del monumento es gratuito, sí que se cobra una entrada para poder utilizar el ascensor que da acceso a la terraza superior.

Situación

Piazza Venezia, 00186, Roma, Italia.

Horarios de visita

El ascensor está disponible para el público de lunes a jueves, de 9:30 a 17:45; y de viernes a domingo, de 9:30 a 18:45. 

El acceso a las escaleras se cierra una hora antes del cierre del ascensor.

Precios

El acceso al monumento y al Museo del Risorgimento es gratis.

El acceso al ascensor tiene un coste de 7 euros.

Cómo llegar

MetroFori Imperiali/Colosseo, Línea B (Azul).
Bus: Las líneas 51, 60, 63, 83, 85, 117, 118, 160, 170 y 628.