Fontana di Trevi

fontana di trevi roma

Fontana di Trevi, la fuente más bonita de Roma

En una ciudad como Roma, repleta de fuentes hermosas, la Fontana de Trevi destaca por encima del resto. No solo por su majestuosidad y gran tamaño, sino porque este monumento se ha convertido en un icono de Roma gracias al cine y a la cultura popular.

Nadie olvidará fácilmente la mítica escena de La dolce vita en la que Anita Ekberg se daba un baño acompañada por Marcello Mastroianni.

Y esta no es la única película en la que podemos contemplar a la Fontana de Trevi en todo su esplendor, ya que en otras como Vacaciones en Roma o Tres monedas en la fuente también tiene un especial protagonismo.

Ubicación de la Fontana di Trevi

La espectacular Fontana de Trevi se localiza en la Piazza di Trevi, siendo esta probablemente la más bella plaza romana. Embajadora de la ciudad gracias a Federico Fellini, esta fuente barroca sin parangón es sin duda la obra maestra de Nicola Salvi –finalizada por Pannini- y su construcción se llevó a cabo entre 1732 y 1762.

Su agua viaja desde el acueducto Aqua Virgo hasta finalizar su recorrido en ella, donde siempre fluye con su incansable tintineo.

La fuente está ubicada en una zona muy céntrica de Roma, muy cerca de calles tan importantes como la Vía del Corso, la famosa plaza de España o el Palacio del Quirinal (residencia del presidente de la República de Italia).

Historia de la Fontana di Trevi

Desde el año 19 a. C. había allí una fuente que marcaba el final del acueducto Aqua Virgo. Sin embargo la actual configuración proviene del año 1762.

Roma, fontana di trevi nocturna

La Fontana di Trevi durante una noche romana.

Unos años antes, en 1629, el papa Urbano VIII le pidió a Bernini que le hiciese un proyecto que realzase la sosa fuente que había por aquel entonces.

Aunque la muerte del papa truncó aquel ambicioso proyecto de Bernini, su impronta quedó para siempre al trasladar la fuente al otro lado de la plaza para que así se pudiese ver desde el palacio del Quirinal, residencia por aquel entonces del papa.

En 1730, el papa Clemente XII le encargó a Nicola Salvi la ejecución de una obra monumental para la nueva fuente, inspirándose en aquel proyecto de Bernini. Las obras comenzaron en 1732 y finalizaron en 1762. Como en 1751 había muerto Salvi, la obra fue finalizada por Giovanni Pannini.

¿Qué representa la Fontana de Trevi?

Sobre el telón de fondo de la fachada del palacio Poli se desarrolla una impactante escena de gran tamaño en el que se nos muestra a un gigante Neptuno que doma las aguas en su carroza con forma de concha tirada por dos tritones.

Se trata de un escenario monumental y espectacular el de esta fuente –la más grande de Roma– que se encuentra en una plaza de reducidas dimensiones, y metida entre callejones estrechos, lo que provoca un mayor impacto en el espectador que por mucho que conozca el monumento no deja de sorprenderse al volverlo a ver.

Si arrojas una moneda a la fuente, regresarás a Roma

La tradición recomienda a los turistas y visitantes tirar una moneda de espaldas a la Fontana si se quiere regresar en futuras ocasiones a Roma. Si el número de monedas asciende a dos, la persona en cuestión vivirá un romance italiano mientras que si es generoso y lanza tres, el romance culminará en boda.

Gracias a esto, el ayuntamiento de Roma recauda anualmente cerca de un millón de euros que se donan a Cáritas para que esta entidad gestione diversos proyectos sociales en la capital italiana.

Si tienes ganas de llenarte el bolsillo con las monedas sumergidas o de darte un chapuzón emulando a Anita Ekberg, los números agentes de policía que vigilan la plaza te lo impedirán expeditivamente. Así que lo mejor será que no lo intentes.

Neptuno en Fontana de Trevi

Imagen de Neptuno en la Fontana di Trevi

Más allá de los mitos que esconde, este tesoro romano bien se merece una buena pausa por parte del viajero. Especialmente, se recomienda visitar este enclave por la mañana o por la noche, aunque si es posible, mejor en ambos momentos.

Con la luz del día se podrán apreciar todos los detalles de este monumento además de disfrutar de la vida de una plaza rebosante de movimiento, tan concurrida como cosmopolita. Por la noche, la calidez ofrecida por la tenue y elegante iluminación constituye todo un espectáculo para los sentidos.

Esta zona alberga también numerosas tiendas de souvenirs, heladerías, restaurantes y pequeños bares, por lo que será posible llevarse algo más que unas cuantas panorámicas de recuerdo.

No en vano, las mejores heladerías artesanas de la ciudad se sitúan en esta plaza. Como recomendación gastronómica, los espaguetis fruti di mare servidos en la Spaghetteria L’Archetto pondrán el broche de oro a una jornada muy especial en la que habremos contemplado la fuente más grande y más hermosa del mundo.

Situación

En la Piazza di Trevi, 00187, Roma, Italia.

Horarios de visita

No hay ningún tipo de restricción horaria al ser un monumento público.

Precios

No hay que pagar entrada al tratarse de un monumento público.

Cómo llegar

Metro Barberini, Línea A (Roja).
Bus : La línea 175 que empieza en Termini y tiene parada en la Vía del Tritone.