Basílica de San Pedro

La Basílica de San Pedro es el templo más grande y más importante del catolicismo.

También es el templo más televisivo y fotografiado de la historia. En gran parte debido a que es el que utiliza el papa para los actos más relevantes de la Iglesia Católica, con lo que es el que más sale en los medios de comunicación.

Incluso se podría decir que su espectacular belleza parece potenciarse aún más en las imágenes de televisión.

La Basílica de San Pedro, el templo más grande de la cristiandad

La arquitectura de San Pedro sorprende cada vez que se visita.

Tardó 120 años en construirse y en las obras intervinieron los mejores artistas de la historia (Bramante, Miguel Ángel, Maderno,…).

Basilica de San Pedro

Vista exterior de la Basílica de San Pedro.

Nada más acceder, sentirás que te encuentras en un lugar inmenso.

En su interior, con 200 metros de longitud, se puede albergar holgadamente a una multitud de más de 20.000 personas. Para que te hagas una idea de su tamaño, hay que resaltar que solo la basílica ocupa un 7% de la superficie total de la Ciudad del Vaticano.

Como todas las basílicas, tiene planta de cruz latina, aunque cuesta hacerse a la idea por las dimensiones de los brazos que forman la cruz.

El espacio interior está dividido en tres enormes naves, la central cubierta por una bóveda de cañón.

Otra de las cosas que más llama la atención es el suelo de mármol y la enorme cantidad de mosaicos ornamentales.

La principal iglesia del Vaticano

Interior de la catedral de San Pedro

Interior de la catedral de San Pedro.

Un detalle curioso es que mucha gente considera a la Basílica de San Pedro como Catedral de San Pedro. Esto no es correcto. El Papa, como obispo de Roma, dispone de otra sede en la Archibasílica de San Juan de Letrán.

La confusión está provocada por la conocida como silla de Pedro, que se encuentra en el interior de la Basílica de San Pedro. Algunos piensan que esa silla es la cátedra del papa.

Sin embargo, la supuesta silla de Pedro no es más que un trono regalado al Vaticano por Carlos el Calvo (nieto de Carlomagno, quien fue coronado como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico en la antigua basílica de San Pedro).

Lo que no te puedes perder

En la Basílica de San Pedro hay una serie de elementos que no debes perderte:

  • Baldaquino de Bernini: se encuentra en mitad del crucero –justo debajo de la cúpula– y fue diseñado por Bernini en bronce dorado. Lo reconocerás fácilmente porque está formado por cuatro columnas salomónicas de 20 metros de altura que sujetan un dosel.
  • Arquitectura Basilica de San Pedro

    La Piedad del Vaticano, una obra maestra de Miguel Ángel.

    La Tumba de San Pedro: a la altura del baldaquino hay una escalera que baja a las grutas Vaticanas. Allí se ubican los restos mortales del apóstol San Pedro, junto con los huesos de muchos papas.

  • La Piedad de Miguel Ángel: si visitas el interior de la Basílica no debes dejar de ver la Piedad esculpida por Miguel Ángel. Se trata de una obra en mármol que representa a una bella y joven Virgen María con el cadáver de su hijo Jesucristo sobre su regazo.
  • La cúpula: por su gran tamaño –se trata de la cúpula más grande del mundo–, es la parte más visible de la basílica. Fue proyectada por Miguel Ángel y luego continuada por Maderno. Su peculiar estilo es el que otorga un perfil único y perfectamente reconocible al skyline Si te encuentras en buena forma física, no dejes de subir hasta la parte superior para disfrutar de las mejores vistas de Roma.

Situación

Piazza San Pietro, 00120, Ciudad del Vaticano.

Horarios de visita

Desde noviembre hasta marzo, de 7:00 a 18:00 horas. Desde abril hasta octubre, de 7:00 a 19:00 horas.

Si quieres visitar la cúpula, debes tener en cuenta que esta se abre una hora después de abrirse la basílica, y se cierra una hora antes.

Precios

El acceso a la basílica es gratuito y no se requiere el pago de una entrada.

Cómo llegar

Metro Ottaviano, Línea A (Roja).
Bus: Las líneas 40, 62, 64 y 81 pasan cerca del Vaticano.