Área Sacra

En el antiguo Campo de Marte, hay una zona considerada como una de las más emblemáticas y mágicas de Roma. No solo porque allí tuvo lugar el famoso asesinato de Julio César, sino porque a principios del siglo XX se encontraron los restos arqueológicos de 4 templos construidos en el siglo III a. C. Se trata del Área Sacra.

Hoy en día en el Área Sacra reinan los gatos. Y esto es así en sentido literal, ya que los felinos se han adueñado del entorno y todos los gatos son bienvenidos y adoptados por el grupo de voluntarios que los cuidan y protegen. Esa especie de santuario gatuno confiere a la zona un cierto encanto especial.

Y aún llama más la atención del turista si se acude por la noche, cuando la iluminación dorada alumbra los templos y los gatos se mueven como fantasmas entre las piedras milenarias.

La plaza Largo di Torre Argentina

Vista del Area Sacra de Roma

Plaza Largo di Argentina del Área Sacra de Roma.

El Área Sacra es fácil de encontrar porque se encuentra en uno de los principales nudos de comunicaciones de Roma: la plaza Largo di Torre Argentina.

De hecho, como no se sabía a qué deidades estaban dedicados, los cuatros templos que aparecieron en las excavaciones de 1927 se denominaron con letras (A, B, C y D) en función de su cercanía a la parada del autobús.

El entorno del Área Sacra apareció cuando se decidió derribar parte de los edificios anexos a la Torre Argentina. La aparición de unos brazos y una cabeza colosal de mármol llevó a pensar a los arqueólogos que en el subsuelo reposaban los restos del Área Sacra y del Teatro de Pompeyo.

Estamos, pues, ante los restos más importantes y antiguos del período histórico conocido como la República.

Lo que puede verse hoy en día en el Área Sacra

Ruinas de uno de los templos del Area Sacra.

Ruinas de uno de los templos del Área Sacra.

Toda la zona del Área Sacra y de la Curia de Pompeyo se estructura mediante cuatro templos construidos en línea, a un lado de la calzada, con una serie de edificaciones contiguas que delimitaban la zona: el Hecatostylum o porche de las 100 columnas, las termas de Agripa, el Circus Flaminius, el Porticus Minucia Frumentaria y el Teatro de Pompeyo.

  • Templo A: erigido en el siglo III a. C., se piensa que estaba dedicado a Juturna. El motivo de su construcción fue la victoria de Cayo Lutacio Cátulo sobre los cartaginenses.
  • Templo B: espectacular templo circular, en el que todavía quedan en pie 6 columnas. Lo construyó Quinto Lutacio Cátulo tras su victoria sobre los cimbrios. Los restos de la estatua colosal que aparecieron en la excavación pertenecían a la diosa que se veneraba en aquel templo.
  • Templo C: el más antiguo. Probablemente estuvo consagrado a la diosa de la fertilidad Feronia.
  • Templo D: el más grande. Consagrado a Lares Permanini. No se sabe mucho de esta construcción ya que la mayor parte de esta permanece bajo tierra.

La Curia de Pompeyo, el lugar exacto en el que fue asesinado Julio César

Unos arqueólogos españoles han descubierto que junto a estos templos estaba la Curia de Pompeyo, lugar en el que fue asesinado Julio César mientras asistía a una reunión del Senado.

Los investigadores han localizado el punto exacto en el que ocurrió el magnicidio; ya que Augusto, tras la muerte de Julio César, levantó allí una capilla memorial, clausurando el lugar exacto donde cayó abatido mediante una estructura rectangular de hormigón.

Situación

Largo di Torre Argentina, 00186, Roma, Italia.

Precios

Adultos: 3 euros.

Entrada reducida: 1,5 euros.

Cómo llegar

Tranvía: Línea 8.
Bus: Las líneas 40, 46, 62, 64, 70, 81, 87, 186, 492 y 810.