Arco de Constantino

El arco de Constantino tiene una importancia capital en la historia: no solo por tratarse del más moderno de los arcos triunfales, sino también porque está erigido en honor del emperador Constantino, el primero que autorizó oficialmente el culto cristiano.

Constantino I el Grande es, por tanto, uno de los emperadores fundamentales para nuestra civilización.

La batalla del Puente Milvio

arco de constantino roma

El Arco de Constantino de noche, una visita obligatoria.

El arco de Constantino se construyó como recuerdo de la victoria de Constantino en la batalla del Puente Milvio.

En el año 312 d. C. las disputas por el poder habían sumido a Roma en el caos. Constantino estaba enfrentado abiertamente a Majencio, así que la batalla no se hizo esperar.

Ambos ejércitos se encontraron junto al Puente Milvio, un puente de piedra sobre el río Tíber, a pocos kilómetros de Roma.

La leyenda dice que Constantino se encomendó a la protección del Dios cristiano, ya que la noche antes de la batalla tuvo la visión de una cruz en el cielo con la leyenda: “con este signo, vencerás”.

Bajo el influjo de la cruz, Constantino venció al día siguiente.

De hecho, en su arco del triunfo romano figura una inscripción que indica que el emperador, “inspirado por la divinidad”, liberó al Estado del tirano.

¿Por qué levantaban arcos de triunfo los romanos?

La mejor forma de glorificar una victoria era plantando un monumento que la recordase.

Por eso, en tiempos de la República, el Senado romano tomó la costumbre de celebrar las grandes gestas de los generales más destacados con estas estructuras de carácter autónomo (que no formaban parte de las puertas de Roma ni de la muralla).

plaza arco de constantino

Vista general de los alrededores del Arco de Constantino.

Los primeros arcos de triunfo romanos se armaban con carácter efímero. Por eso no han llegado ninguno hasta nuestros días.

Fue en la época imperial cuando estos arcos empezaron a construirse con otro tipo de materiales más nobles y duraderos.

Y en tiempos de Constantino las técnicas y elementos decorativos habían evolucionado mucho, como se puede observar en el propio arco de Constantino (lleno de alusiones alegóricas, elementos simbólicos, representaciones de la batalla, de las armas tomadas al enemigo o con inscripciones laudatorias).

El arco de Constantino, un ejemplo de cómo se celebraban los triunfos

Tras la batalla del Puente Milvio, el Senado de Roma le entregó la ciudad a Constantino.

Y en el año 315 –cuando Constantino dominaba en solitario el Imperio de Occidente– se encarga la construcción de un monumento conmemorativo cuya base será de mármol, mientras que el ático utilizará ladrillo con adornos de mármol.

arco de triunfo romano

Inscripciones en honor a la victoria de Constantino.

El arco de Constantino se situó entre el Coliseo y la colina del Palatino, en mitad de la Vía Triumphalis. De ese modo las siguiente victorias que se celebrasen tendrían que pasar necesariamente junto al arco del triunfo.

Lo normal era que el cortejo partiese del Campo de Marte, pasando por el Circo Máximo en dirección al arco de Constantino, para una vez allí tomar la Vía Sacra hacia el Foro.

Este desfile triunfal estaba rodeado por otros arcos de triunfo romanos como el de Tito o el de Septimio Severo.

El arco del triunfo romano más moderno

Este arco de Constantino es el más moderno de los construidos en la antigüedad.

Tiene unas dimensiones de 21 metros de alto por 25 metros de ancho y 7 metros de profundidad.

Esta obra destaca también por haber reutilizado estatuas de monumentos anteriores para su decoración.

Se desconoce si el reciclaje se produjo por la ausencia de escultores con suficiente nivel para ejecutar la obra o porque Constantino quería vincularse a la legitimidad de emperadores como Trajano, Adriano o Marco Aurelio, cuyas estatuas decoran el arco.

Situación

Via di San Gregorio, 00186, Roma (junto al Coliseo).

Horarios de visita

Se puede visitar a cualquier hora del día.

Precios

Al ser un monumento público, no hay que pagar entrada para verlo.

Cómo llegar

Metro: Fori Imperiali/Colosseo, Línea B (Azul).
Bus: Las líneas 117, 175, 186, 271, 53, 571, 75, 80, 810, 85 y 87 pasan por las inmediaciones del Arco de Constantino.